Adrián Leal, monitor: “Este taller tiene una característica distinta que tiene que ver con el desarrollo personal de los chicos”

Adrián Leal, monitor: “Este taller tiene una característica distinta que tiene que ver con el desarrollo personal de los chicos”

Adrián Leal es Comunicador Audiovisual y viene trabajando con los chicos de la productora juvenil Pulso Films de Pudahuel desde inicios del 2017, enseñando todos los elementos y técnicas básicas del mundo audiovisual, pero su trabajo no se limita solo a eso, como parte del equipo del taller de cine comunitario Aquí Nos Vemos, su función también tiene que ver con estar y acompañar a los participantes y junto a su dupla del centro de salud, velar por que las cosas funcionen y que los chicos se sientan lo más cómodos posibles cuando asisten a los talleres.

El monitor de Aquí Nos Vemos en Pudahuel nos responde algunas preguntas que nos permiten entender el rol que cumple dentro del grupo y la importancia que tiene la metodología que se usa para impartir estos talleres.

¿Desde cuándo que estás trabajando en el taller?

Este es el primer año que entro al taller, nosotros a principio de año tuvimos una capacitación que tenía que ver con la metodología que se usa en los talleres, que es una metodología especial. Yo tengo más de 10 años trabajando el tema de los talleres de cine, pero en especial este taller tiene una característica distinta que tiene que ver con trabajar mucho dinámicas que tienen que ver con el desarrollo personal y grupal de los chicos que participan y muchas dinámicas que tienen que ver con la dimensión del ser y cómo ellos se ven a sí mismos, pero también en cómo ven el entorno. Hay mucha reflexión en torno a eso. Mi papel en el taller ha sido en cierta medida como conductor del proceso de en realidad todos los ejercicios prácticos que hemos hecho, hemos pasado desde el punto de vista de los contenidos técnicos, los elementos más básicos, de fotografía, de lenguaje audiovisual, pero principalmente me considero como un colaborador en el momento en que ellos tienen que desarrollar alguna iniciativa, tanto desde las foto novelas que empezamos a hacer en un principio, hasta los últimos trabajos que estamos haciendo, que en este caso es un cortometraje.

¿Al momento de comenzar a impartir el taller los chicos tienen algún tipo de conocimiento del mundo audiovisual?

Lo que pasa es que estos talleres no están tan centrados en lo técnico, si bien es cierto hay algunos contenidos básicos que se entregan, estos están pensados principalmente para hacerlos prácticos en las sesiones, entonces los chicos van aprendiendo estos contenidos al ir desarrollando sus propias iniciativas. Son ejercicios muy puntuales, muy básicos, pero eso les permite aprender de manera práctica los contenidos teóricos. Por eso estos talleres no están tan centrados en desarrollar directores de cine ni nada por el estilo, sino más bien en tener las herramientas comunicacionales, es decir que ellos puedan expresar lo que sienten con ellos mismos o con la sociedad, desde lo audiovisual.

¿Y qué tipo de contenidos audiovisuales se les enseña?

Todo lo que es lenguaje audiovisual lo pasamos al principio y después vamos aprendiendo en la práctica. Por ejemplo, el uso de la iluminación, el sonido, el manejo de cámara principalmente, todo eso lo vamos aprendiendo a medida que hacemos ejercicios prácticos y con el trabajo final que es el cortometraje, estamos aprendiendo los métodos para hacer una producción audiovisual, que tiene que ver desde la etapa previa, con el tema del guión, del guión técnico, los planes de rodaje, los planes de escenografía, visita a locaciones y todos esos elementos previos a la producción.

¿Ellos editan su propio material?

Sí, desde un principio están editando y tenemos tres personas que saben editar bien y tenemos uno que se maneja además en “After Effect”, que es un programa de edición especial. Nosotros creemos que hemos cumplido con las expectativas de este taller, principalmente nuestro objetivo era que se pudieran consolidar como equipo, independientemente que todos aprendieran algo, que ellos se fortalecieran como equipo. Por ejemplo al que le gusta editar, que sepa editar bien y al que le gusta la cámara, que sepa hacer cámara, más que todos tengan un nivel parejo de conocimiento, es que ellos formen un equipo que se pueda consolidar con los diferentes roles de cada uno. Tenemos chicos que tienen muchos talentos, para escribir, para dibujar, para sacar fotos, entonces todos tienen en cierta medida talentos y han ido descubriendo en el taller que ellos saben más de lo que están conscientes y en ese sentido ha avanzado bastante bien el taller y eso es lo importante.